“Mensajes en una botella que estoy acabando”. Andrés Ortiz Tafur.

“Mensajes en una botella que estoy acabando”. Andrés Ortiz Tafur.

A pesar de los pesares

Vengo saliendo una media de dos noches por semana desde ni se sabe cuándo.
Pongamos veinticinco años.
Bien, pues veinticinco por cincuenta y dos y por dos,
dan la friolera de dos mil seiscientas noches, más de siete años,
quizá veinte mil cervezas y ocho o nueve mil copas.
Seguro que más de cincuenta mil cigarrillos.
Bueno, pues que el médico continúe diciendo lo que quiera,
que a mí lo que me mata es tu ausencia.
No más.

El narrador y poeta Andrés Ortiz Tafur, (Linares, 1972) después de Caminos que conducen a esto , Yo soy la locura,y Tipos duros , es en este Mensajes en una botella que estoy acabando donde ha pasado la línea de definición de la narración corta a la lírica, pero lo hace con los recursos propios aprendidos de la narrativa, de la lección y la vuelta de tuerca final de la historia breve donde se maneja con soltura manifiesta. Es un tipo de poesía insurgente porque desactiva las corrientes hegemónicas de la poesía española en los últimos años, a saber, escapa de esa preocupación ontológica que impregna los versos de buena parte de la producción poética en los últimos veinte años en la lírica española.
No en vano, inicia su movimiento poético con un velado homenaje a Raymond Carver, cuentista y poeta de referencia que estiliza las pretensiones de la alargada influencia de la “generación perdida” y renovador de las letras norteamericanas actuales con el que comparte el gamberrismo propio de una generación, que junto a David Foster Wallace, vinieron aquí para dar el salto, no sé sabe muy adónde, pero de ahí surge el expresionismo vitalista que impregna los versos de Ortiz Tafur. El sentimentalismo orgánico de su poesía desafía la corriente mayoritaria que muestra una preocupación propia por los metros y los ritmos; su poesía no precisa de esta coartada porque se alimenta, con un excelente resultado, de la frescura propia de los narradores mencionados.
Una vez se le preguntó a Miró lo que pensaba de la labor pictórica de Lorca, y el catalán dijo con admiración que Lorca pintaba como un poeta, pues con Tafur se puede sacar la misma conclusión: Ortiz Tafur soluciona ciertos aspectos líricos con recursos del relato, sin embargo, es un amaneramiento que maneja con soltura, es su poesía una poesía narrativa, épica stricto sensu, ya que cumple con ese mecanismo de información de cuando la poesía comenzaba en España, porque la poesía, no lo olvidemos, estaba hecha para contar cosas, para que la gente se enterase de lo que le pasaba a un vecino. Tafur viene aquí a confiarnos su cosmogonía particular, que nace en un microcosmos específico, un minimalismo natural que tiene su correlato en el discurso lírico que conecta bien con el lector y lo hace, además, sin complejos, obviando lo que otros han dicho hace tiempo, destrozando el canon. Me recuerda a la poesía de otro poeta amigo, José Pastor en Cuaderno de veredas, publicado en Piedra Papel Libros, ambos tienen que ver con esa influencia original de la música folk en la poesía, si no, que se lo digan a Robert Allan Zimmermann; ambos: Pastor y Tafur, coinciden en un mundo particular que habitan en los márgenes de una sociedad salvaje que han rechazado, marginal aquí se utiliza con un sentido positivo del término, y sus poéticas denuncian el hastío de lo dicho, la rebeldía de la palabra y la versatilidad del verso. La música ya la ponen ellos.

La cuerda floja

La alarma de incendios
La sirena de la policía
La velocidad de las ambulancias
El secreto de una explosión que apenas oímos
Una mancha de sangre
El semáforo en ámbar, en rojo, al fin
La marca de un frenazo
La irrupción de unos informativos, en mitad de una película
Tres llamadas seguidas del mismo número
Un grito desesperado
La madrugada y la soledad como todo paisaje
Un coche de muertos vacío
La tempestad, incluso, que antecede a la calma
Todo el valor perdido
Todo lo perdido, al pronto, ante nuestros ojos
por un mal presagio
Peor, por un mal recuerdo,
por el peor de todos ellos.
Y, a ratos, solo tú.

Este poema sirve como ejemplo de la labor de Ortiz Tafur de economía lingüística, pero esa pobreza expresiva no es obstáculo para llegar a conseguir el efecto deseado, recuerda a los lienzos de Hopper y sus experimentos pictóricos. Tafur aquí apenas utiliza los nexos o conectores textuales, y ensambla diferentes imágenes a modo de esbozo para un proyecto posterior; ese material, cuando se dispone de manera cronológica, forma este poema que se basa en imágenes captadas al azar, a vuelapluma; también bebe, cómo no, del cine, porque instantaneíza diferentes recuerdos y vivencias temporales y les va dando lugar hasta formar un cuerpo lírico con un resultado sobrecogedor. Porque otro de los lugares donde bebe su poesía es el cine, como la música o la narrativa, la intermitencia amatoria que nos muestra en este relato lírico, hace inevitable pensar en el magnífico poema de José Hierro, “Acelerando”, donde nos muestra también el cortometraje de una vida que ha pasado, y en la historia corta de Ferrer Lerín, “Murió Ferrara”, donde nos objetiviza la memoria lírica de la muerte de un personaje al que el propio narrador da muerte.

Mensajes en una botella que estoy acabando. Fundación Huerta de San Antonio. Colección Juancaballos de poesía. 2018. 84 pp.

Anuncios

Autor: ElImPeRfEcCiOnIsTa

Jaén, 1975. Estudios en Filología Inglesa. Licenciado Filología Hispánica. DEA sobre la poesía de Agustín Delgado. Libros publicados: Estertor en las piedras. 2003 Oficio de silencio. 2003 Animal de humo. 2005. La manzana poética. Córdoba No hay nada que huya. 2015. Piedra Papel Libros. Jaén. República del aire. 2015. Isla de Siltolá. Sevilla. Clara Incertidumbre. Camaleón del Ayre. 2017. Jaén. Metal. Editorial Maolí. 2017. Jaén. Colaborador en Buenos Aires Poetry, Vallejo and Company , Paraíso , La manzana poética y Piedras lunares. Sus trabajos de investigación también pueden verse en Academia. edu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s